loader image

Se puede desaprender la violencia

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Naturalizar la violencia es deshumanizar la humanidad

Desde el  año 2002 nuestra Institución trabaja con el objeto de erradicar dicho flagelo  a través de  distintos programas  en el ámbito de la Secretaría de la Mujer para acompañar y asesorar en situaciones de violencia. El Programa CEC ESCUCHA y el Grupo Vida abordaron la temática a través de charlas de concientización, entrega de folletería, cine debate, y orientación para los distintos  tipos de violencia: de género, simbólica, psicológica, familiar,  institucional, económica, laboral, escolar, grooming, etc.

 Nos encontramos en un mundo violento. ¿Podemos cambiar esta realidad? Cabe preguntarnos y replantearnos ¿qué es la violencia? ¿Cómo podemos, a partir de uno mismo, modificar conductas?

Así como se aprende a ser violento, también se puede desaprender la violencia.

  “Yo no puedo  hacerle al otro, lo que  no quiero que me haga”.

Es posible aprender a controlar impulsos, a evitar el enojo, la emoción violenta y la ira que se transforman en discusión, en agresión y en falta de respeto. No es tarea fácil, pero es actitud necesaria para convivir.

Es posible aprender a escuchar, aprender a dialogar, aprender a comprender al otro.

 En aquellos casos en los que no es fácil o resulta muy difícil, debemos buscar la ayuda  de profesionales capacitados para ofrecer alternativas de solución. Nuestro gremio cuenta con un excelente equipo especializado para brindar ayuda.

 En este tiempo de pandemia tan inesperado, debemos recuperar la importancia de nuestros vínculos, el valor de los afectos, como así también lo beneficioso de estar unidos, de ser solidarios y empáticos, es decir,  afianzar el amor hacia la familia y el prójimo, a fin de combatir la violencia instalada en los distintos ámbitos.

Nilda Bautista

Psicóloga Social